Historia de nuestra Agrupación

 

Nuestro Coro y Rondalla

El Coro de la Agrupación Artística Aragonesa se constituyó en el 2003. Siempre sensible a promover actividades culturales y con el impulso de Maribel Echevarría, quien aportaba la parte musical y la dirección del mismo. Fue la protagonista musical en nuestra andadura en la interpretación de la jota creando escuela en nuestro pueblo.

Para poder llevar a cabo nuestra primera misa baturra, no fue fácil ya que en la provincia de Girona no había habido nunca este tipo de manifestación, nuestra primera misa se hizo en la capilla del colegio de Sta. María y al carecer de rondalla, la misa aragonesa fue cantada y acompañada por un piano.

Nuestro primer concierto se realizó de forma solidaria, y allí comenzamos con vigor y seguridad un concierto maño de villancicos junto con otras entidades, muy hermanados, a beneficio de Cáritas. Después siguieron muchos más, sin dejar de la lado nuestras dos fiestas estrella: San Jorge y la más importante: EL PILAR.

Maribel, por diferentes motivos, se fué de la entidad. Y pasó a dirigir el coro Ana González.

Como ya estábamos formando parte de las Comunidades Aragonesas en el Exterior, cada año desde el 2008, hemos  seguido participando en la exhibición de la Jota, con un pequeño repertorio, cada año en una provincia diferente de Aragón.

Con Ana González, se hicieron muchos conciertos y aparte de dirigir, sus interpretaciones como solista y duos, proporcionaron brillantez realzando los conciertos en su andadura.

Y en el 2009, se incorporó la actual rondalla, vistiendo la jota como debe ser, con los acordes que otorgan pureza a la jota aragonesa. Con la rondalla y la dirección de Ana González, se hizo posible la continuación de nuestras actividades musicales tanto locales, como de otras poblaciones, así mismo, para actuar en celebraciones particulares y eventos que fueron una evidente fuente de ingresos para nuestra entidad

Posteriormente Ana González, abandonó la dirección del Coro, por motivos personales y familiares, se trasladó a Zaragoza. Fué Antonia Petit, al irse Ana quien dirigió con brevedad al coro, fué una etapa de adaptación, y participamos en Biescas, las misas y conciertos. Duró poco tiempo su dirección y retomó el mando de Director Rogelio Ortega.

Con la dirección de Coro y Rondalla de Rogelio Ortega, se renovaron piezas de la misa aragonesa, siempre con cambios para perfeccionar y variar con el fin de agradar al público, y probando voces para realzar. Cosechamos muchos aplausos y reconocimiento en Cella ante más de 2000 personas con nuestra misa aragonesa.

Rogelio comenzó su andadura  en nuestra Asociación trabajando incansablemente y dando clases además a algunas personas del coro y otras también interesadas. Dejó la docencia para centrarse unicamente acompañamiento al coro dirigiendo la rondalla desde sus comienzos. Rogelio es una persona que ama la música, y ahondando siempre en una línea de trabajo y creación estética, adaptando y arreglando, para poder expresar mejor, con libertad e identificación personal adaptada al Coro que somos. Busca el perfeccionamiento en cada pieza, su objetivo es apoyar y divulgar la música.

Y con Fernando Lete en la bandurria, Javier Ortega en la guitarra, forman nuestra actual rondalla, con entrega y dedicación admirable. Y no nos olvidamos de Eva Ortega, que también aportó su granito de arena en la rondalla y se dedicó a tocar el laúd, además de que fué reina de la Agrupación, pero que por responsabilidades familiares, tuvo que dejar la rondalla.

Así mismo, los componentes de nuestra rondalla, paralelamente, forman un grupo de pulso y púa, con un amplio repertorio de música española, aunque fundamentalmente trabajan las habaneras, siempre motivados por nuevas formas de expresión musical, no se rinden ante nada, y en constante búsqueda de innovaciones que permiten demostrar la imparable evolución de los instrumentos.

En el año 2015, volvió con nosotros Maribel Echevarría, dando un nuevo impulso de fuerza jotera y como siempre, con toda su voluntad, poniendo alma y ganas, que de alguna forma nos ha equilibrado musicalmente.

Entre Rogelio Ortega y Maribel Echevarría, llevan las riendas de nuestro coro, y unifican su desarrollo, para motivarnos y llevar a buen puerto a todos los componentes del coro, repitiendo, cambiando, alternando… todo esto con la constancia de las personas que forman el coro,  asistiendo a los ensayos con la disciplina, la puntualidad e intentando afinar y educar el oído, siempre con mucha paciencia.

El coro es el motor de la Agrupación y sus componenentes muy valiosas personas, que además de cantar la jota, se establece entre todos una relación de amistad que casi podría decirse que somos una pequeña familia. Los componentes del coro, desde el inicio, ha estado formado por personas  aragonesas, catalanas y procedentes de otras comunidades, con diferentes ensayos hemos logrado sacar adelante muchas actuaciones de forma digna y poniendo todo el sentimiento en nuestras interpretaciones.

Muchas personas por cuestiones personales han dejado el Coro, otras nuevas han llegado, otras que se fueron han vuelto, son ciclos, etapas, en que la vida de cada persona evoluciona o ha de adaptarse a diversas situaciones. Desde aquí, queremos rendir un homenaje a cuantos han participado desde el principio, agradecer el esfuerzo de quienes se han incorporado y animarles para que sigan mientras les sea posible.

Ojalá todo el trabajo que se ha efectuado, se pueda seguir manifestando y sigamos adelante, y sobre todo, ojalá se incorporen jóvenes, con ganas de cantar la jota, para poder seguir expresando nuestro folclore y mantener viva la Asociación.

Pero no hay que olvidarse de las personas que estuvieron ni de las que están.
TODOS SOMOS HISTORIA Y ENTRE TODOS HEMOS CONSTRUIDO LO QUE HOY TENEMOS.